Melodías para desvelos lunares #11

Pasan los años. Pasa la vida.
La música habla, mientras ella permanece…
Inexorablemente nos acompaña, incrustada en la negrura salpicada de destellos.
Danzando cósmicamente entorno a Gaia.
Se acerca, se aleja.
Se deja llevar por la vibración residual del universo inicial.

Una vez más os traemos una hora de diversidad sonora para estas noches de luna llena, donde su gravedad nos hace admirarla, despegando la vista del suelo y poniéndola sobre ella, sobre la única cara que nos muestra, picada de meteóricas cicatrices.
Canciones para romper el silencio desvelado o para aportar a los sonidos de la nocturnidad reveladora, allá donde moramos.
Ritmo y plenilunio para traspasar la puerta del territorio onírico, donde poder encontrar el punto de fuga de todo aquello que nos hace sentir bien y así, maravillarnos.

¡Salud!