#125 – Cara A

rcdt125Como ya es habitual cuando llega el verano, para esta nueva edición de Cabezas de Tormenta os traemos un programa  compuesto por dos caras, una de reseñas y otra de música, para llevar lo mejor posible la canícula en el lugar en el que os encontréis.

Esta primera cara estará compuesta por libros y materiales audiovisuales que nos han removido algo por dentro. Comenzaremos comentado Yo soy Espartaco, un libro en el que Kirk Douglas, protagonista y productor de la mítica epopeya firmada por Stanley Kubrick, comenta los avatares que rodearon la filmación. A continuación reseñaremos un par de ediciones infantiles: En familia y ¡Hay clases sociales!, con los que indagar en la diversidad familiar y en la estructura social respectivamente.

Proseguiremos con Boxcar Bertha, con quien recorreremos los Estados Unidos de finales del siglo XIX y principios del XX, cuando la bohemia fue una alternativa a la existencia basada en el trabajo asalariado y sedentario. El modelo de vida basado en la itinerancia será reprimido, criminalizado, para después institucionalizarse y capitalizarse a través del asistencialismo de los servicios sociales, convirtiendo a este movimiento contracultural y vitalista en un desecho del Capitalismo.

Por otro lado os sugerimos la lectura de Un futuro sin provenir, un texto escrito por el Grupo Oblomoff, colectivo francés que denuncia la complicidad entre la investigación científica, la industria y el ejército. El titulo desarrolla una crítica dirigida contra mitos modernos como el Progreso y la Técnica, sugieriendo que la ciencia moderna ha sometido el deseo de comprensión del mundo a una voluntad imperialista y hegemónica que reduce toda la realidad a simples mecanismos y números.

Para finalizar os dejamos unos materiales audiovisuales veraniegos. La primera es Green Room, un film de terror que sustituye a los típicos zombis por nazis enfrentados a un grupo de hardcore-punk que viste camisetas de Minor Threat. La segunda, Garden State, es una cinta de reencuentro con el pasado que aborda temas como la muerte, la familia o el amor y se aproxima al fenómeno de la medicación en la infancia. Para terminar os invitamos a ver Vivir que retrata a un burócrata inconsciente del vacío de su existencia hasta topar de bruces con el diagnóstico de un cáncer terminal.