#39 – Ateneo libertario de Hortaleza, primer aniversario

ateneo hortaleza_cabezas de tormenta_2En este programa número 39 de Cabezas de Tormenta arrancamos hablando de malos tratos y torturas y de su vigencia en las comisarías y cárceles del estado español. No podemos dejar pasar por algo el estremecedor relato que ha hecho la presa vasca Beatriz Etxebarria sobre las torturas a las que fue sometida en las dependencias de la guardia civil situadas en Guzmán el Bueno (reconocidas por el Comité Europeo para la prevención de tortura); un emplazamiento situado muy cerca del centro de esta ciudad donde vivimos: Madrid… y de la que queda demostrado una vez más que no tiene corazón.  Enlazando con esto, y también con nuestra última tormenta de verano, no hemos podido dejar de mencionar (en verdad no hace falta ni comentar) las vergonzosas declaraciones del ex – médico de la prisión de Quatre Camins.

El tema central del programa lo ocupa la entrevista que realizamos al Ateneo libertario de Hortaleza con motivo de su primer aniversario. Un proyecto que ellos mismos definen como “un espacio libertario en la zona norte de Madrid, con el objetivo de servir como punto de encuentro y referencia para los/as anarquistas de esta zona, así como espacio abierto de difusión e intercambio de ideas para los/as vecinos/as y para todo aquél que esté interesado/a en acercarse”.

En cuanto a las reseñas, en esta ocasión os recomendamos la lectura de Pedro y el capitán, una obra teatral de Mario Benedetti que se ha convertido en un referente para tratar de acercarse al fenómeno de la represión política más extrema, y la autobiografía de Assata Shakur, una novedad editorial que narra la vida de esta activista negra que consiguió fugarse de la cárcel tras ser condenada —en un proceso bastante irregular— por el asesinato de un policía y pedir asilo político en Cuba.

En nuestra sección de convocatorias, queremos animaros a asistir a las charlas que tendrán lugar en el Local Anarquista Magdalena los días 17, 18 y 19 de este mes de mayo. Nos acercarán respectivamente a la problemática de Eurovegas, a los conflictos y resistencias que están teniendo lugar en Oakland, y a la represión que sufre el movimiento que lucha por la liberación animal.

Por último, os dejamos con una receta de paté de tofu que se convierte en la segunda receta económica y vegana de Cabezas de Tormenta. Esperamos que os guste…

Compras un tofu duro (que en verdad es terriblemente blando en comparación con el de herbolario) de los chinos. Los hay con sellos que afirman que no contienen soja transgénica. En Madrid cuesta desde 0.75 euros. Lo cocinas unos minutos (de 5 a 8) al vapor (si no se dispone de una cesta para hacerlo —instrumento bien valioso y económico—, siempre se puede hacer en agua hirviendo), lo retiras.

En un recipiente que te permita batir echas el tofu, una cucharada o dos de aceite de oliva, el zumo de medio limón (como todo, va por gustos), una cucharada de levadura de cerveza (opcional) y una cucharada de miso (yo utilizo el marrón de cebada, pero también puede sustituirse por salsa de soja de cierta calidad, el objetivo es salar el paté sin pasarse). Hasta aquí la base, luego puedes variar sabores siguiendo los gustos de cada cual (el tofu es muy insípido y su gracias es la de absorber los el sabor de los alimentos que lo acompañan).

Recomendamos añadir, por ejemplo, un poco de pimienta, un poco de ajo en polvo, una cantidad generosa de pimentón de la Vera y un puñadito de cacahuetes crudos (ojo, crudos… se venden en tiendas de latinos, con almendras estará posiblemente mejor). Bates con cuidado de no cargarte la batidora con los cacahuetes (en el caso de no ser demasiado buena), a intervalos. Otra opción es añadir tomates secos, albahaca fresca y cebolla que ha sido pochada previamente (sin casi aceite). Con setas salteadas y copos de alga nori tostada se adquiere también un sabor interesante, pero menos apto para un bocadillo. Si no hay tiempo, una buena lata de pimientos escurrida y dos dientes de ajo ofrecen también un buen resultado.

Hay que dejar enfriar varias horas para que se asiente y coja densidad. Si se quiere una textura semejante al paté que se vende en herbolarios (más dura), basta con disolver una cucharada de agar agar en polvo y añadir cuando se bate.

 ateneo hortaleza_cabezas de tormenta 3 ateneo hortaleza_cabezas de tormenta 1