Tormenta de Verano sobre la situación de los anarquistas en Bielorrusia

cna_bielorrusos_cabezas-de-tormentaTercera Tormenta de Verano de nuestro programa, que aprovecha en esta ocasión el Info-Tour Solidario que está realizando la Cruz Negra Anarquista de Bielorrusia para difundir en Europa el contexto represivo que están sufriendo en su país. Hemos charlado brevemente con un compañero que nos ha expuesto tanto el contexto social y político en el que viven, las leyes que se van construyendo para asfixiar la disidencia política y, finalmente, la situación de los presos libertarios bielorrusos.

Con estos breves minutos buscamos romper, en la medida de nuestras humildes posibilidades, el férreo cerco impuesto tanto por el estado bielorruso como por el periodismo europeo, ya que obtener información de las luchas sociales en aquel país por los cauces habituales es algo cada vez más complicado.

A los compañeros bielorrusos, desde Madrid: fuerza y solidaridad.

¿Bielorrusia?

Bielorrusia es una autocracia post-soviética. Desde 1994, el puesto de presidente y jefe de estado ha sido ejercido por la misma persona, Alexander Lukashenko. Este controla el Parlamento y la Asamblea Nacional, en un Estado donde el sistema partidista aún no está desarrollado completamente, existiendo sólo 15 partidos políticos registrados. De estos, la mitad apoya las políticas del Presidente y el resto son nacionalistas o social-demócratas. Los partidos de la oposición por su parte, son todos pro-europeístas.

A medida que la dictadura ha evolucionado, el número de personas que se oponían al régimen se redujo de cientos de miles en 1994, a unos cuantos miles en 2010. La oposición no es muy popular para la mayoría de la población debido, entre otras razones, a los problemas internos y a que ésta no tiene acceso a los “medios de masas” para propagar ideas alternativas. En efecto, hace algún tiempo cinco o seis periódicos independientes fueron censurados y prohibidos por años.

Las elecciones están claramente manipuladas. Más de setecientas personas fueron arrestadas después de las elecciones nacionales en el 2010 y 50 de ellas encarceladas por participar y organizar disturbios. Se realizan despidos disciplinarios y se expulsa a alumnos de la universidad por estar políticamente activos. Los grandes eventos son ilegales, a no ser que cuenten con la aprobación expresa de las autoridades. Es común que se realicen arrestos preventivos antes de grandes acciones.

La mayoría de las bielorrusas no muestran interés por la política y aún no gustándoles Lukashenko muestran indiferencia, se imaginarán que ninguna otra persona podría hacerlo mejor. Por lo general, las personas mayores apoyan al régimen, ya que esté se parece más a lo que tenían en la USSR.

Algunas leyes:

– Hasta 3 años por pertenecer o realizar acciones en representación de una organización no registrada.

– Ley contra los extremistas. Prohibida todas las ideas que apoyen el cambio de régimen (incluye literatura, ser miembro, fundar o financiar cualquiera de estas organizaciones).

– Difamación o humillación del presidente.

– Profanación de símbolos nacionales.

– Desacreditar a la patria.

– Ley de Prensa. Prohibición de distribuir periódicos o revistas que no hayan sido registradas oficialmente. Se han dado muchos casos de arrestos por distribuir panfletos también.

– Derecho de reunión. Las personas que deseen reunirse han de tener un permiso oficial para hacerlo, si no serán arrestados/as. Es casi imposible conseguir el permiso de reunión para una acción política.

– Internet está controlado por el gobierno. Todos los locutorios o redes wifi deberán proveer identificaciones de la gente que los usa.

La Cruz Negra Anarquista de Bielorrusia es una iniciativa estable que se inicia en agosto de 2009, y desde entonces está bastante activa. Antes de la CNA-B había personas que organizaban colectas puntuales de dinero para casos de necesidad; en vistas que aquello no resultó ser efectivo para recaudar grandes sumas de dinero de manera urgente, se vio la necesidad de establecer una iniciativa permanente.

La CNA-B provee apoyo a anarquistas, anti-autoritarios, anti-fascistas, Food Not Bombs (FNB), entre otros activistas comprometidos socialmente que sufren la represión. Se asume cada caso de manera individual y se presta asistencia legal, apoyo financiero, además de ayudar a difundir la información de los casos que se apoyan. Se recauda dinero,  para todas estas tareas, de simpatizantes en conciertos, reuniones generales o en giras como la que se está actualmente realizando.

La primera campaña, y la más difícil, está conectada con el ataque a la embajada Rusa, llevado a cabo en solidaridad con los prisioneros en Rusia. Este ataque fue seguido de una fuerte ola de represión, con 50 personas interrogadas, 17 detenidas bajo sospecha hay 8 juzgadas culpables de varios incidentes.

Si deseas más información puedes ponerte en contacto con nosotros en: belarus_abc@riseup.net

El movimiento anarquista emergió a partir de los años 90 y hasta el año 2000 estaba bastante activo en las esferas sociales y en la defensa de los derechos de las trabajadoras y estudiantes. Por aquel entonces era todavía posible criticar al presidente. Más tarde, estas personas, por razones políticas, abandonaron la lucha. La siguiente generación entró en escena, esta vez provenientes de la escena punk.

Las influencias occidentales calaron profundamente -Veganismo, FNB, la defensa de los derechos de los animales, el movimiento okupa, los bloques negros-. En oposición a estas prácticas apareció la organización “Acción Revolucionaria” la cual criticaba la forma de vida anarquista y abogaba por el anarquismo socialista y la acción directa. Ambos grupos se desarrollaron hasta el punto en el que superaban en número algunos movimientos opositores en acciones comunes contra Chernobyl. El número de anarquistas, era comparable al de cualquier otro grupo político.

Condiciones de encarcelamiento de presas anarquistas en Bielorrusia (traducción de la entrevista: Incarceration conditions of Belarusian anarchists):

Las 6 personas que apoyamos están distribuidas entre diferentes centros penales. En Bielorussia, dependiendo de la gravedad de la pena, eres enviado a uno u otro. La ofensa puede ser de “un riesgo relativamente bajo para la sociedad” -hasta 2 años de encarcelamiento-; “Falta” (delito menor)- hasta seis años-; “Delito grave” -hasta 12 años-; “Crimen especialmente grave” -más de 12 años en prisión-.

Los tipos de centros más comunes son las colonias penales y los centros penitenciarios. Las colonias penales tienen regímenes diferentes: Común, reforzado, estricto y máxima seguridad.

Aquellos que han cometido una falta, por primera vez, son enviados a una colonia de régimen común. Aquellos que hayan cometido un delito grave o una falta por segunda vez, son enviados a una colonia de régimen reforzado. Reincidentes, van a colonias de regímenes estrictos o de máxima seguridad. La diferencia entre regímenes es únicamente la cantidad de beneficios y derechos que tienen las prisioneras, es decir, el número de visitas, la cantidad de comida y ropa que pueden recibir desde el exterior por año, la cantidad de dinero que se pueden gastar las presas al mes…

Mikalai Dziadok está en una colonia penal de régimen común. Tiene derecho a 3 citas de larga duración (hasta 3 días) y 3 citas de corta duración (4 horas) al año. Ciento veinte kilos de comida complementaria al año y a gastarse 20 euros al mes. Sin embargo, por infringir las normas, ha sido privado de 60 kilos de comida y una cita de corta duración. Además, sólo le dejan gastarse 3 euros al mes durante el próximo medio año.

Alexandr Frantskevich, Ihar Alinevich, Pavel Syramolatau,Artisiom Prakapenka están en una colonia penal de régimen reforzado y tienen las mismas condiciones que Mikalai excepto que tienen una cita de larga duración menos y sólo se pueden gastar 17 euros. Por infringir las normas de la colonia, Alexandr Frantskevich ha sido privado de una cita de larga duración. Ihar Alinevich está obligado a pagar los daños causados por el crimen del que se le acusa, por ello, solo tiene 3 euros al mes para gastos y sus citas de larga duración han sido reducidas a una día (en vez de tres) para el resto de su condena.

Jauhem Vas`kovich estaba en una colonia de régimen reforzado pero después de infringir las normas fue trasladado a una cárcel.

Las colonias son lugares vigilados que disponen de diversos edificios -una cantina, barracones, campos de deportes, etc.-. Las presas pueden estar al aire libre (siempre dentro del territorio de la colonia), interactuar con otras presas, trabajar, hacer deporte… En las colonias las presas tienen que trabajar. Sin embargo, hay colonias en las que no hay producción y, por lo tanto, no tienen obligaciones.

Una prisión es un edificio vigilado donde las presas conviven en celdas, aisladas unas de otras, de 6-10 personas. Tienen derecho a andar una hora al día. No trabajan, ni pueden interactuar con otras presas que no sean las de su celda. Citas de larga duración están prohibidas y disponen de 1-2 (depende del régimen) citas de corta duración.

A las citas solo pueden acudir familiares. Los libros permitidos son los de la biblioteca de la cárcel o 2 paquetes al año de 2 kg. cada uno. La literatura radical y los fanzines son censurados.